Traductor

lunes, 12 de septiembre de 2011

Pueblos no contactados y petroleras (parte VII)



La gran paradoja (II)

El segundo conflicto se generó en mayo cuando la empresa Pluspetrol e Indepa ingresan a Marankiato y allí se encuentran con buena cantidad de la población de los tres asentamientos, pues Montetoni y Sagondoari habían escuchado por radio, que iba a ir el helicóptero y todos concurrieron a Marankiato con la excusa de un partido de fútbol. Allí hicieron escuchar su reclamo a decidir sobre sus propios territorios, a ser considerados personas con todos sus derechos y reclamaron a Indepa todas sus desatenciones y promesas incumplidas. El grito de Dionisio: “yo no soy una huangana” terminó con el molesto gesto de Tekori quien untó con achiote los rostros y ropas del personal de Indepa y de la empresa.

En el fondo, el conflicto tiene total relación con el gran tema a debate a nivel nacional: el derecho de los pueblos indígenas a ser consultados cuando se realizan actividades extractivas en sus territorios.  Pero además de esto, hay otro problema particular de la Reserva, y es que estos pueblos por ser considerados “no contactados” no tienen personería jurídica y no tienen derecho a su territorio, porque quien detenta la posesión es el Estado peruano y, en su nombre, el Indepa. Esto significa que en estos momentos, la consulta sobre la idoneidad de las actividades de las empresas no se está realizando a los pueblos indígenas de la Reserva, sino al Indepa, es decir, al Estado. En estos momentos, los pueblos de la Reserva ¡no tienen el derecho a pronunciarse sobre las operaciones que las empresas realicen en sus territorios! Pudiera ser que la empresa por decisión propia lo haga, bien por convicción o bien para evitar conflictos. Pero no tiene obligación legal de hacerlo. Quien decide directamente es el Estado. Y de la misma manera, los pueblos de la Reserva no tienen el derecho a establecer convenios y firmar acuerdos con las empresas, sino que es el propio Estado quien lo tiene.

Entonces yo me pregunto: ¿será intencionado el defender que estos pueblos son “no contactados” y que este “no-contacto” forma parte de su esencia? Porque claro, si mantenemos que son “no-contactados”, se mantiene todo el discurso que sigue, y es que necesitan que el Estado les “tutorice” y que alguien tome decisiones por ellos. Pero si de repente dejan de ser “no-contactados”, entonces ya no sería el Estado quien toma las decisiones, sino los mismos pueblos. Y tampoco sería el Indepa quien maneje los suculentos fondos de las compensaciones, sino los propios pueblos. Pero el asunto se complica más, porque si mantenemos que los pueblos son “no-contactados” las operaciones de las empresas extractivas tienen una peor imagen social y hay gran presión nacional e internacional para evitar este tipo de intervenciones en territorios de pueblos indígenas no contactados. Pero si decimos que ya no son “no-contactados” habría menos dificultades para favorecer la explotación de hidrocarburos al interior de la Reserva.

Como podemos ver, la cosa no es tan sencilla y tiene sus complicaciones. Y pienso yo, que esta situación es la que explica la gran paradoja de que las grandes dificultades que la población encuentra para hacer valer sus derechos, se tornan en facilidades y permisos favorables a las empresas, de modo que mientras las leyes de la Reserva son muy restrictivas contra la propia población cuando reclama sus derechos a la educación, la salud, a la ciudadanía (obtener un DNI), a la personería jurídica, a obtener un título de propiedad comunal, simultáneamente se tornan flexibles cuando se trata de permitir el ingreso de las empresas hidrocarburíferas que operan al interior de la misma. Una luz más para comprender el grito del jefe de Montetoni Dionisio Otega Pankari, “no-contactado” con DNI Nº: 45278473.

Por último quiero recordar que la reserva tiene un carácter transitorio y está llamada a desaparecer, es decir a que los propios pueblos que viven en su interior adquieran su personería y sus respectivos títulos de propiedad. ¿Será intencional el obviar este carácter transitorio de la Reserva?

David Martínez de Aguirre 




Ahora quiero hablar yo. Ahora Indepa ha venido aquí. ¿A qué has venido? ¿Por qué no has traído contigo al padre? Tienes que traerlo contigo aquí para que él nos aconseje de lo que nos dices, porque él nos ayuda. Queremos que si vienes en helicóptero le traigas, si no, tú vas a venir por río también. Tienes que sufrir y jalar la canoa y acostumbrarte a venir por el río. ¿Por qué vienes en helicóptero? ¿Por qué tienes que venir en helicóptero? Por río tienes que venir. Por río tienes que venir. ¡Eso mismo! ¡Por río tienes que venir! Antes me has prometido traer un motor, motor y escuela. ¿Y dónde está tu promesa? No hay ninguna ayuda. Eres un mentiroso. Ahora cuando te vas a dónde tú vives te olvidas de nosotros. Cuándo te has bajado del helicóptero ¿qué has bajado? ¿Motor? Nada, no has traído nada. Has venido a reunirnos por gusto. Ahora sigues reuniéndote con nosotros y nuestros paisanos. Ya que estamos aquí reunidos te decimos que sigas haciendo lo mismo. La vez pasada yo te dije que queríamos tener DNI, que todos mis paisanos tengan DNI. Queremos que venga registrador para que inscriba a todos mis paisanos. Que venga registrador. Ahora no quiero que vuelvas a engañarme. Lo que quiero ahora es tener mi territorio en la reserva. A todos nos tienes que reconocer nuestro territorio para que a nosotros no nos miren como a huanganas. Somos seres humanos, somos personas. Lo que nos dicen “nanti”¿qué será “nanti”? Nosotros somos matsiguengas. Para que no digas otra cosa, yo soy paisano, soy matsiguenga. Tú has venido y nos has engañado porque nos dices te voy a ayudar, te voy a ayudar. Te voy a dar calamina y las cosas que tú quieras. Estarás engañando. Yo quiero al padre porque él me ayuda, nos visita. Él viene acá y nos conoce. Cuando tú vienes, él debería estar también aquí para que nos escuche lo que estamos hablando y no nos engañes más. No sigas engañando, pues no vale decir mentiras. Acuérdate, mira lo que engañaste. Has engañado antes arriba (en Montetoni) cuando aterrizaste, has engañado diciendo “te vamos a dar gasolina” “montón de cosas”. No vale lo que has dicho. Lo que quiero ahora es tener nuestro territorio en la Reserva, todos. Todos mis paisanos como Marankiato, todos queremos tener nuestro territorio para que tú no me engañes más. Gracias.

1 comentario:

  1. Buff...
    Que pasada de experiencias debes haber vivido. El regreso debe haber sido hasta un poco traumático.
    Salu2 y suerte en el concurso de los 20blogs ;)

    ResponderEliminar

* Tienes que "seleccionar perfil"
* Clica sobre "NOMBRE/URL"
* Escribe tu nombre en el espacio "NOMBRE"
* Clica sobre "CONTINUAR"
* Finalmente clica sobre: "PUBLICAR COMENTARIO"

Muchas gracias por participar!