Traductor

jueves, 8 de septiembre de 2011

Cuento de Curacas

Nidson Ménkori

Jhon Gener Mañarite
Estos son los dos chicos del internado de Kirigueti que han ganado el primer puesto en el concurso  de cuentos ilustrados. Ambos participaron con el mismo cuento: "el cuento de Curacas"  Jhon se encargo del escrito y Nidson del dibujo.

CUENTO DE CURACAS

Cuentan mis abuelos que en el tiempo de los Curacas, éstos vendían a sus propios paisanos a los explotadores del caucho, para trabajar como esclavos.

Había una vez un Curaca que se llamaba Romano, tenía varias concubinas y su propio ejército, y vivía en las cabeceras del río Piccha. Era una persona mala, vendía a los nativos machiguengas a los patrones que explotaban el caucha a cambio de escopetas, machetes, ollas, etc.


Un día, un joven llamado Juan Shironkama, escuchó lo que se decía del curaca Romano. Por ello, se molestó, agarró su carabina, llevó su piripiri de guerra y se fue a buscar a Romano, dispuesto a no tener compasión de él y vengarse por los crímenes que cometía contra su propia gente. Se fue por el río con su canoa, tanganeando, pues vivía abajito del río Piccha.

Cuando estaba surcando el río, se encontró con algunos compañeros de Romano, quienes estaban estancados en medio del río con su balsa. Al verlo, Shironkama los salvó y los llevó junto con sus compañeros, a quines les dijo:  
- Vamos a matar al curaca, para crear una nueva comunidad con nuestras familias y evitar así la venta de las personas.

Llegaron al puerto donde vivía el curaca, y Shironkama se dirigió rápidamente hacia su casa, dejando a sus compañeros en el puerto, para evitar que los soldados de Romano no se escaparan. Shironkama vió al curaca y le dijo:
- ¿Por qué vendes a las personas, si ellas son  nuestras familias?
Pero el curaca quedó avergonzado y no respondió nada. Entonces, Shironkama sacó su carabina y le disparó, 

 
dejando al Curaca bien herido, falleciendo poco después. Pero los compañeros del curaca, al ver lo sucedido trataron de escapar, unos por el monte y otros por el río. Algunos lo lograron, pero otros murieron por los disparos de los compañeros de Shironkama.

Shironkama regresó a su casa con sus compañeros, y siguiendo la costumbre, cogieron a los muertos y los colocaron en un pafayo, para que sus espíritus no les hagan daño.

Un año después, Shironkama se fue a buscar esposa a Kotivireni, de donde trajo una mujer llamada Nati, perteneciente a la etnia Ashaninka. Más tarde, tomó una segunda esposa llamada Ayda, con quien tuvo bastantes hijos e hijas. Los comuneros le eligieron como Curaca, por haber matado al otro curaca malvado y librarles de la esclavitud. Así, Shironkama logró reunir a todos los miembros de su etnia, pues muchos de ellos se habían escondido en el bosque por temor a que fueran vendidos.

De este modo, todos se trasladaron a vivir a la quebrada llamada Parariato. Pero en este lugar, el terreno no era muy extenso, por lo cual envió a un grupo de jóvenes a buscar una nueva tierra más apropiada donde vivir. Ellos se fueron más abajo, siguiendo el río Piccha, donde encontraron una tierra inmensa, mucho mejor para vivir. Entonces, el Curaca Shironkama reunió a toda la comunidad y les dijo:
- Mañana iremos a rozar el monte y tres jóvenes se quedarán para quemar lo rozado.

Todas las personas de la comunidad se trasladaron a vivir a ese lugar. Años después, cuando el curaca ya tenía bastante edad, le vino la enfermedad y murió, dejando sus dos esposas viudas. Desde ese momento, la figura del curaca desapareció, siendo sustituida por los cargos directivos que existen hasta la actualidad.

3 comentarios:

  1. Me encanta!!! felicitaciones por promover este tipo de actividades que no solo desarrollan la capacidad narrativa y creativa sino el rescate y difusion de su cultura. Un abrazo para Jhon por la craecion de lc uento y a Nidson que tiene buen manejo del dibujo y el color, espero algun dia poder conocerlos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que estos chicos y chicas plasman su naturaleza con toda su espectacularidad.

    ResponderEliminar
  3. Así es, pero si no se le brinda la oportunidad de "expresar" su naturaleza y toda su cosmovisión queda postergada, felicitaciones David!

    ResponderEliminar

* Tienes que "seleccionar perfil"
* Clica sobre "NOMBRE/URL"
* Escribe tu nombre en el espacio "NOMBRE"
* Clica sobre "CONTINUAR"
* Finalmente clica sobre: "PUBLICAR COMENTARIO"

Muchas gracias por participar!