Traductor

martes, 10 de agosto de 2010

La historia de Miguel


(traducción automática del catalán al castellano, puede contener errores)


El post del domingo "Mi primera vez" le decía que le hablaría de un niño de las Sumac Wasi. Este niño es el Miguel, bien niño lo era el año 1994. Hoy la historia de un niño que se llama Miguel. Él vivía en una de las Sumac Wasi, Casa Bonita, de Circa. Yo me encargaba de ir a cada uno de estas casas para trabajar con los niños y niñas y para hacer detección de los problemas más graves tanto a nivel de aprendizaje como médico. Ya me habían hablado de Miguel. Me habían dicho que era un niño casi sordo y que no se integraba mucho en el grupo. Su hermana vivía en un internado llevado por unas monjas españolas.

Me interesé por su caso y lo llevé a la Clínica San Juan de Dios de Arequipa llevado por la comunidad religiosa de San Juan de Dios. Es una clínica, una de las mejores de la ciudad, que atiende en el tercer piso a personas con capacidad económica para pagarse los tratamientos, la estancia y todo lo que necesitan. Y después en el segundo piso toda una serie de niños y niñas sin recursos que son atendidos y operados hasta su plena recuperación. El tercer piso financia este segundo. Y en el primer piso están todas las consultas externas. Suelen hacer campañas de salud por los pueblos más alejados de la ciudad para atender a todos en varias especialidades médicas y es cuando localizan a niños y niñas que requieren una atención médica en la clínica. La tarea que hace esta orden religiosa es de una gran calidad humana y profesional. La parte religiosa queda a un muy segundo término lo que no sucede con otras instituciones.

En esta clínica ya había sido operado anteriormente de los oídos. Hablé con el médico y me explicó cuál era el diagnóstico y pronóstico de Miguel. Tenía un tumor en el oído a las puertas del cerebro. Desde allí no se podía hacer nada más. Fue entonces cuando empezamos a hacer todo lo posible para llevarlo a Barcelona para operarse. Antes que nada tenía que hacer los papeles de Miguel. Miguel no existía ninguna parte, no estaba registrado ni tenía partida de nacimiento ni nada. Tanto que no sabíamos su edad real. Una vez hecho mil gestiones con la colaboración del consulado español en Lima preparamos el viaje. Iberia regaló dos billetes de avión para él y para mí. El Dr.. García Ibáñez, uno de los mejores otorrinos a nivel mundial, que yo conocía porque había trabajado con él como auxiliar de clínica en quirófano, le operó sin cobrar sus honorarios. Fue operado en la desaparecida Clínica Sant Josep de Barcelona llevada por las monjas de San José de Gerona. La Clínica tampoco cobró los gastos de quirófano y hospitalización. En su estancia en Cataluña colaboraron muchas personas: y también la comunidad monástica de Santa María de Montserrat.

Después retornó a su ciudad. Aprendió el oficio de zapatero. Lo visité el año pasado. Se ha casado y tiene dos hijos. Vive humildemente en una casa en construcción. Uno de los hijos tiene labio leporino y actualmente la están tratando a San Juan de Dios en Arequipa. La situación en la que vive es bastante pobre pero también es la situación de una gran parte de la población.

Os pongo unas fotos:

Miguel ahora
Su barrio
Sus hijos
 Abrazos y besos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

* Tienes que "seleccionar perfil"
* Clica sobre "NOMBRE/URL"
* Escribe tu nombre en el espacio "NOMBRE"
* Clica sobre "CONTINUAR"
* Finalmente clica sobre: "PUBLICAR COMENTARIO"

Muchas gracias por participar!